PRÓTESIS

La prótesis dental, fija o removible, es la opción disponible para reemplazar los dientes o la totalidad de la dentadura, que se pierden con el tiempo como consecuencia de la degeneración y atrofia de la estructura ósea que los sostiene, de la enfermedad periodontal o por traumatismos.

Protesis dental removible

Lo más frecuente, especialmente en personas de edad avanzada, es que se utilicen con este fin prótesis removibles, las conocidas como dentaduras postizas, que durante el día permiten devolver la normalidad a una boca sin dientes en las funciones de masticación, estética y habla; y que por la noche se extraen de la boca para facilitar su limpieza.

Esta prótesis dental se diseña y construye a medida de las características y necesidades físicas de cada persona, ya que debe adaptarse perfectamente a los tejidos y la forma de los maxilares en los que se apoya, de modo que no pueda moverse o despegarse de la encía.

La utilización de las prótesis removibles requiere un periodo de adaptación a la misma por parte del paciente, además de educarle en la asunción de la responsabilidad en su cuidado y limpieza diaria.

Prótesis dental fija

La prótesis dental fija es un tipo de prótesis dental que se apoya sobre los dientes sanos que el paciente aún conserva en su boca. Normalmente, las prótesis parciales fijas (como también se les denomina) sustituyen a dientes perdidos adyacentes: que se encontraban juntos en la boca del paciente. Junto con los implantes dentales, estas prótesis parciales fijas son la mejor solución para las personas que han perdido uno o varios dientes naturales.

Además de las ventajas más obvias, como la recuperación de la función masticatoria y el restablecimiento de la estética de su sonrisa, un puente dental (nombre que también recibe este tipo de prótesis) evita diversos riesgos para la salud bucodental del paciente. Cuando hay ausencias dientes en la boca del paciente, las piezas que rodean al hueco vacío tienden a girar o moverse para ocuparlo con el paso del tiempo. Esto ocasiona en los pacientes problemas de mordida, bruxismo y un mayor riesgo de caries y enfermedad periodontal.

 

Ventajas prótesis removible (parcial y completa sobre dientes)

  • Funcionalidad: recuperan la funcionalidad de la dentición.
  • Estética: recuperan la estética dental.
  • Hechas a medida: se adaptan a la forma de los maxilares.
  • Higiene: fáciles de mantener y limpiar

Ventajas prótesis fija (sobre dientes)

  • Flexibilidad: perfecta solución cuando el hueso o condiciones del paciente no permiten implantes.
  • Sustitución de piezas: cementándose a los dientes adyacentes de manera que no pueden ser sustraídas por el paciente.
  • Fácil adaptación: total recuperación de función y estética de manera cómoda para el paciente.
  • Evita que el resto de dientes se malposicionen debido a las ausencias.